Es que tenía que empezar con algo así. Estaba en la puerta de una tienda (días después alguien quitó el cuerpo del delito y dejó el plástico). No, no era la puerta de la Real Academia de la Lengua.

Etiquetas: , ,